00

Ningún producto

Envío gratuito!transporte
0,00€

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito.Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos:: 
Total envío:: Envío gratuito!: 
Impuestos0,00€
Total: 
Continuar la compraIr a la caja

Concienciación sobre alergias

Este año, la Allergy UK se centrará en la «Calidad del aire: los alérgenos que nos rodean» como tema para la semana de concienciación sobre alergias de 2019.

Concienciación sobre alergias

Updated on

Este año, la Allergy UK se centrará en la «Calidad del aire: los alérgenos que nos rodean» como tema para la semana de concienciación sobre alergias de 2019. Estamos tan acostumbrados a hablar sobre la fiebre del heno y las alergias alimentarias que es fácil pasar por alto el impacto que tiene el aire de espacios interiores en nuestro perfil de alergia.

Calidad del aire de espacios interiores

Según Allergy UK, todos los días un adulto respira 15 metros cúbicos de aire y se han identificado en el aire de espacios interiores unos 900 compuestos, conocidos por ser nocivos para la salud. Estos compuestos incluyen contaminantes de fuentes tales como materiales de construcción, muebles y productos de limpieza que son particularmente problemáticos para las personas que sufren de alergias a alérgenos aéreos, asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). De acuerdo con la asociación Allergy UK, la buena calidad del aire de espacios interiores es crucial para la salud humana y particularmente importante para los grupos vulnerables: bebés, niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias y alérgicas.

Hoy en día pasamos de media un 90 % de nuestro tiempo en espacios interiores, por tanto, es importante considerar la calidad del aire que respira en su hogar, en el trabajo y en los entornos sociales. La mala ventilación o la humedad pueden aumentar los ácaros del polvo, las esporas y el moho, que pueden ser responsables de agravar o incluso causar alergias.

Relación aire-alergia

¿Por qué es tan importante la calidad de nuestro aire de espacios interiores? Para muchos de nosotros, el aire que respiramos no desencadena consecuencias inmediatas alarmantes, pero para quienes padecen una alergia, los contaminantes del aire de espacios interiores pueden desencadenar una cascada de síntomas debilitantes, desde el estornudo, la picazón en la nariz y los ojos y la secreción nasal a una hinchazón más intensa de las vías respiratorias y dificultad para respirar. Entre los alérgenos comunes en el aire se incluyen:

  • Polen
  • Pelo de Animal
  • Ácaros del polvo y heces de ácaros del polvo
  • Bacterias, mohos y esporas
  • Productos químicos que se encuentran en pinturas, alfombras, perfumes, plásticos, plantas, productos de limpieza
  • Humo
  • Látex

Se estima que el 20 % de la población en el Reino Unido sufre de una alergia y 5,4 millones de personas en el Reino Unido están recibiendo tratamiento para el asma. De hecho, el Reino Unido presenta las tasas más altas de prevalencia de afecciones alérgicas en el mundo, por lo que es hora de que Reino Unido limpie su acción y refresque la calidad de nuestro aire de espacios interiores.

7 maneras de mejorar la calidad del aire de espacios interiores

  1. Abra las ventanas diariamente para mejorar la ventilación y refrescar su suministro de aire y considere instalar un purificador de aire para ayudar a eliminar químicos dañinos, humo, ácaros, mohos, esporas, látex, pelos de animales, bacterias y polen.
  2. Invierta en algunas ropas de cama antiácaros (protectores de colchones, edredones y almohadas) y considere comprar un aspirador antibacteriano que utilice la tecnología UV para eliminar las bacterias y los ácaros del polvo de las camas.
  3. Elimine las alfombras y reemplácelas con suelos de madera o baldosas para reducir los ácaros del polvo y el pelo de los animales e invierta en una aspiradora que esté aprobada contra las alergias y que elimine el pelo de las mascotas, los ácaros del polvo, el polen y las bacterias.
  4. Invierta en un buen deshumidificador, especialmente si seca la ropa en espacios interiores, que reduzca la humedad del aire, ayude a reducir el crecimiento de moho y reduzca las esporas de moho en circulación.
  5. Cambie los productos de limpieza a base de productos químicos por productos de limpieza y paños ecológicos y biodegradables.
  6. Elija pinturas y barnices sin sustancias químicas para la decoración del hogar de manera que ayude a reducir la carga tóxica.
  7. Cambie a productos de belleza sin fragancia o fragancias naturales/orgánicas e cambie los productos de aerosol de base química (desodorantes, aerosoles para el cuerpo, lacas para el cabello) por alternativas naturales o versiones sin aerosol.

¿Qué es exactamente una alergia?

Una alergia transmitida por el aire es una reacción que ocurre dentro del cuerpo cuando una sustancia que se percibe como dañina entra en contacto con una de las superficies del cuerpo: la piel, la boca, el conducto nasal, la garganta o los pulmones. Son las células inmunitarias especiales (anticuerpos) las que patrullan las superficies del cuerpo en busca de sustancias nocivas y luego liberan sustancias químicas similares a las hormonas (histamina) para «dar la alarma» de que el cuerpo está bajo amenaza. Las células inmunitarias activan una respuesta de «hinchazón» para sellar el área contaminada y contener la sustancia dañina. Se produce un exceso de mucosidad o líquido para ayudar a eliminar la sustancia dañina o toser y estornudar en un intento de expulsar la sustancia dañina de las vías respiratorias. El proceso natural de inflamación genera radicales libres que pueden aumentar el nivel de estrés oxidativo y dañar las células circundantes, además de contribuir a la irritación, el dolor, el enrojecimiento y el dolor. Cuando ya no se pueden detectar los alérgenos, la inflamación y la respuesta inmune comienzan a calmarse.

Consejos dietéticos para ayudar a las personas alérgicas.

Una estrategia dietética de apoyo para los alérgicos es reducir el alcohol, la cafeína, los alimentos azucarados, los productos lácteos y la carne roja, ya que estos alimentos pueden ayudar a estimular el proceso inflamatorio. Seguir una dieta sin lácteos puede ayudar a algunas personas alérgicas, ya que los productos lácteos pueden generar más moco en las personas que sufren de intolerancia a los lácteos. Los antioxidantes y la vitamina C ayudan a neutralizar los radicales libres y ayudan a las células que están expuestas a niveles más altos de estrés oxidativo. Los alimentos que son ricos de forma natural en antioxidantes incluyen las bayas moradas/rojas (arándanos, moras, frambuesas, fresas) y las verduras naranjas/rojas (pimientos, zanahorias, calabazas). Los alimentos ricos en vitamina C incluyen bayas, bayas de goji, açaí, perejil, frutas cítricas y verduras de hoja verde. Las grasas omega-3 que se encuentran de forma natural en las nueces, las semillas y el pescado graso pueden favorecer la producción normal de prostaglandinas antiinflamatorias en el cuerpo, para ayudar a que el sistema inmunológico se mantenga sano.  

Nutrientes de apoyo   

Además de una dieta saludable, algunos suplementos nutricionales específicos podrían ayudar a reforzar el organismo en los momentos en que se producen alergias. La vitamina C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico y este nutriente puede tener una mayor demanda cuando el cuerpo se enfrenta a un estrés inmunológico, como una reacción alérgica continua transmitida por el aire. Hay muchas formas diferentes de suplementos de vitamina C y es la forma liposomal de vitamina C la que tiene una mayor tasa de absorción. La investigación también muestra que el glutatión, un nutriente antioxidante, es un nutriente importante para el apoyo de las células pulmonares. Al igual que con la vitamina C, es la forma liposomal de este nutriente la que es importante.

Por Susie Debice (licenciada con honores en ION)

Científica de alimentos y terapeuta nutricional  

Bibliografía

  • https://www.allergyuk.org/allergy-awareness-week-spring-2019
  • Joshi et al. “The alcoholic lung: epidemiology, pathophysiology, and potential therapies.”[El pulmón alcohólico: epidemiología, fisiopatología y posibles terapias.] Am J Physiol Lung Cell Mol Physiol. 2007; 292 (4): L813-23
  • Vincent HK et al. “Oxidative stress and potential interventions to reduce oxidative stress in overweight and obesity.”[El estrés oxidativo y las posibles intervenciones para reducir el estrés oxidativo en el sobrepeso y la obesidad] Diabetes Obes Metab. 2007 Nov;9(6):813-39
  • Skalicky J et al. "Evaluation of oxidative stress and inflammation in obese adults with metabolic syndrome.” [Evaluación del estrés oxidativo y la inflamación en adultos obesos con síndrome metabólico] Clin Lab Med. 2008; 46 (4): 499-505.
  • Lash LH. “Renal glutathione transport: Identification of carriers, physiological functions, and controversies.” [Transporte de glutatión renal: identificación de portadores, funciones fisiológicas y controversias] Biofactors. 2009; 35 (6): 500-508.
  • Richie, JP; et al. MT“Randomized controlled trial of oral glutathione supplementation on body stores of glutathione.” [Ensayo controlado aleatorizado de la complementación oral con glutatión en las reservas corporales de glutatión] Eur J Nutr. 2014; 194: 55–59; Eur J Nutr. March 2015, Volume 54, Issue 2, pp 251263
  • May J, Qu Z, Li X (2001) “Requirement for GSH in recycling of ascorbic acid in endothelial cells.” [Requisito para GSH en el reciclaje de ácido ascórbico en células endoteliales] Biochemical Pharmacology 62(7):873-881.
  • Meister A (1994) “Glutathione—ascorbic acid antioxidant system in animals.”[Glutatión: sistema antioxidante de ácido ascórbico en animales] The Journal of Biological Chemistry 269(13):9397-9400. Mendiratta S, Qu Z, May J (1998) “Enzyme-dependent ascorbate recycling in human erythrocytes: role of thioredoxin reductase.” [Reciclaje de ascorbato dependiente de enzimas en eritrocitos humanos: papel de la tiorredoxina reductasa] Free Radical Biology & Medicine 25(2):221-228.